El callejón LATINO

callejón LATINO
callejón LATINO

Es casi seguro que gente como usted y yo estemos identificados por la huella que genera el haber, tan siquiera, transitado por un callejón. Y es que, en esos espacios estrechos, algunos sin salida, cercados por hileras de edificaciones y, casi siempre condenados al desprecio por su aparente escaso valor social y económico, tejemos elementos de nuestra identidad cultural; somos la tienda de la esquina, el taller, el café, el grafiti, la palabra, el color, el sabor y la música que vivimos como parceros,  boludos, panas, weys, patas…

Por esto, como al callejón del barrio, a callejón LATINO llegamos los que somos, sin más invitación que el gusto por uno de los ritmos musicales más representativos de la cultura latina en el mundo, la salsa. Esa amalgama cultivada en el Caribe y germinada a finales de los 60 por los hispanos en Nueva York como respuesta de identidad a las tendencias culturales que generaron en su momento el movimiento hippie y la avalancha del rock.

Y así, toda vez que el avance tecnológico ha facilitado la dispersión por el mundo, el callejón LATINO se presenta como el espacio de reencuentro permanente para los millones de latinos en torno a los corazones que vibran con la salsa.

callejón LATINO el espacio,…de latinos en mundo.