Roberto Roena

El Gran Bailarín

En el año de 1956, cuando Rafael Cortijo, director musical de la agrupación “Cortijo y su Combo” le dijo a doña Raquel María Vásquez Plaza, que autorizara el viaje de su hijo Roberto a la ciudad de New York, ella solo acertó a preguntarle ¿Y por qué quieres llevártelo, si Roberto no es músico? “Porque es un joven lleno de talento y levoy a enseñar a tocar el Bongó” le respondió Rafael Cortijo, obteniendo el permiso que buscaba. Esta anécdota marca el momento en que la vida de Roberto Roena, un joven alegre y talentoso bailarín que ocasionalmente hacia coros en la agrupación, iniciaba uno de las recorridos artísticos más exitosos en la historia de la salsa. Dotado de un don natural para la percusión, Roberto Roena aprendió con maestría la interpretación del Bongó, esto le permitió convertirse muy pronto en el bongosero oficial de la agrupación “Cortijo y su Combo”, grupo con el que alcanzó el éxito a muy corta edad y con el que viajó por todo Puerto Rico, Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, entre 1957 y 1962 se grabaron importantes trabajos como: “Cortijo en New York” (1959), “Fiesta Boricua” (1960), y “Quítate de la vía Perico” (1961). Durante este tiempo Roberta Roena tuvo la oportunidad de compartir con grandes interpretes como Rolando La Serie y el inigualable Ismael Rivera, cantante estrella de la agrupación. Justamente la detención de Rivera por posesión de drogas en 1962, dio inicio a un proceso de división de “Cortijo y su Combo”, del que saldrían varios músicos encabezados por Rafael Itier para formar el “Gran Combo de Puerto Rico”, una nueva agrupación que rápidamente se convertiría en la sensación de la música afrolatina y a la que también se vincularía Roberto Roena unos meses después.

De forma simultanea a su participación en el “Gran Combo de Puerto Rico”, Roberto Roena trabajó incansablemente en la búsqueda de nuevas formas y sonidos que enriquecieran su propuesta musical, de este período son reconocidas sus sesiones de descargas conocidas como LatinJamSessions de las que sobresalen “Puerto Rican All Stars Featuring Kako” (1963) y “Los Mejores Músicos de Puerto Rico” (1967). En el año de 1966 Roberto Roena hace su primera grabación como director musical, con una orquesta que llamo “Roberto Roena y sus Megatones” de la que se destacan los temas “Si Los Rumberos Me Llaman”,“Que Se Fuñan” y “Descarga Los Megatones”. En el año de 1969 Roena abandona el “Gran Combo de Puerto Rico” y da inicio a su más importante proyecto musical, la creación de la “ApolloSound”, una orquesta con la que alcanzaría los más grandes reconocimientos, y con la que ha grabado más de 20 producciones musicales. De su primer álbum fueron varios los temas que alcanzaron reconocimiento, destacándose “Tu Loco Loco y Yo Tranquilo”, “El Escapulario” y “El Sordo”; de posteriores producciones son los éxitos “Traición”, “Chotorro”, “Mi desengaño”, “Fea”, “Marejada feliz”, “Cui Cui”, “El Progreso”, “Lamento de Concepción”, “Vigilándote”, “El Guaguancó Del Adiós” entre otros.

Roberto Roena es un músico que nunca aprendió a leer o escribir música, sin embargo su talento innato, su sentido musical, la búsqueda permanente de nuevos sonidos, le permitieron tener un criterio exigente para seleccionar los arreglistas, compositores y productores de sus trabajos, entre los que se destacan Mario Ortiz, Bobby Valentín, EliasLopés, Luis “Perico” Ortiz, Tito Curet Rodríguez, Julio “Gunda” Merced, Papo Lucca, Sammy González, Adalberto Alvarez y Rubén Blades.

Roberto Roena es reconocido como uno de los artistas con mejor show en vivo en el escenario, donde a lo musical le sumaba elementos novedosos; son memorables presentaciones en las que tocó el bongó en ropa interior, o en la que descendió en un arnés con pirotecnia sobre el centro del escenario como un gran Rockstar; o las que para muchos son irremplazables, aquellas donde presentaba vistosas y elaboradas coreografías de baile, coreografías que lo hicieron famoso en Santurce Puerto Rico cuando tan solo tenía 9 años de edad y que había aprendido de su tío bailarín Anibal “Andy” Velásquez; las mismas que montó e hizo famosas en el “Gran Combo de Puerto Rico” al lado de “Pellín” Rodríguez y Andy Montañez; las mismas que hicieron que un grande de la música se fijara en él y lo llevará a construir su propia historia en la ciudad de New York, su propia leyenda como uno de los grandes nombres en hall de la fama de la Salsa. Roberto Roena, El Gran Bailarín.

@_callejónLatino. #DeLatinosEnElMundo.

.

LAMENTO DE CONCEPCIONROBERTO ROENA     video Tomado de Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *